Google

17.7.07

Robbie Bach y su "olfato" para los negocios

Robbie Bach, presidente de la división de entretenimiento y dispositivos de Microsoft, es uno de esos ejecutivos con olfato para los negocios. Sobre todo cuando los tiene delante. De acuerdo a los registros de la SEC, el regulador del mercado de valores estadounidense, Bach vendió 200.000 acciones de la compañía -el 20 por ciento de su cartera- en menos de 1 mes... y sólo 30 días antes de que él mismo reconociese ante el mundo que la consola Xbox 360 sufre un número de fallos que calificó como "inaceptable". Así lo confirma PC World, que recuerda que el ejecutivo se reembolsó 6.15 millones de dólares (unos 4.460 millones de euros) apenas un mes antes del anuncio por el que la compañía confirma que los fallos de su consola de tercera generación están haciendo que muchos usuarios tengan que enviar su máquina a reparar.
En el anuncio, hecho este pasado 5 de julio, la compañía comunicaba además por boca de Bach su decisión de extender automáticamente a tres años la garantía de las consolas afectadas por el fallo, que deja inservible la consola, y a compensar económicamente a aquellos usuarios que ya hubiesen pasado por el taller.
Pese a que es frecuente que los altos ejecutivos de las compañías que como Microsoft, están sometidas al constante escrutinio de los medios de comunicación, utilicen planes de venta prefijados (y que implican el anuncio, con meses de antelación, de que venderán un paquete accionarial de importancia) para evitar precisamente las sospechas de actuar con información privilegiada, las últimas cuatro ventas que Bach hizo en mayo no se hicieron conforme a esta fórmula.
Las de las actividades en bolsa de Bach no son las únicas malas noticias que ha recibido Microsoft esta semana, ya que la semana pasada un juzgado de Florida admitió a trámite una demanda contra Microsoft en la que se asegura que la consola, además de fallar, raya algunos discos de juegos hasta dejarlos inservibles. En la solicitud, los demandantes reclaman la reparación de todas las consolas que provocan estos fallos y 5 millones de dólares para "compensar" los daños.
Pese a que Jack Evans, un portavoz de Microsoft, asegura que la compañía no ha recibido informes masivos sobre discos destrozados por la consola, lo cierto es que desde hace meses la compañía ofrece un cheque de 20 dólares y recambios gratuitos para aquellos usuarios que le envíen discos rayados en la 360, y se ofrece además a realizar un chequeo y, en su caso, a reparar las consolas afectadas.

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Enlaces a este artículo:

Crear un enlace

<< Inicio