Google

13.7.08

Cómo hallar el empleado adecuado para su compañía

En todo el mundo, las personas que buscan empleo parecen coincidir en un punto: la tarea es dura. Aunque esto es una realidad, es justo decir que los empleadores también se enfrentan con sus propias y particulares dificultades. Gracias a la gran variedad de oportunidades para la publicidad de una plaza vacante, la labor de definir los candidatos potenciales se ha hecho más difícil que nunca para los reclutadores. En otros tiempos, un anuncio de empleo podía generar de 15 a 20 solicitantes viables, pero ahora que los periódicos publican listas de empleos en la versión impresa y en sus sitios web (páginas específicas en Red, etc etc), las plazas vacantes tienen la capacidad de atraer más curriculums que nunca antes. Además, la abundancia de hojas de vida se puede traducir en una mayor cantidad de candidatos posibles, lo cual dificulta aún más el trabajo del reclutador. En el pasado, las preguntas convencionales de una entrevista bastaban para tener una visión del solicitante. Pero ahora, con tantos solicitantes cualificados, los reclutadores deben pensar en métodos novedosos con respecto a formular preguntas más inteligentes en las entrevistas, y de otras formas para perfeccionar el proceso de selección.
Para los reclutadores que tengan ante sí la tarea de escoger un puñado de diamantes en un océano de carbón, los consejos siguientes les serán de gran ayuda:
-Pídale al candidato que resuelva un problema. Con el aumento de recursos que ofrecen consejos acerca de entrevistas y de asesoría para empleos, las preguntas convencionales darán por resultado respuestas convencionales. Esto puede dificultar la distinción entre los diversos candidatos. Sorprenda a sus solicitantes pidiéndoles que resuelvan un problema durante la entrevista. El mismo puede ser similar a un problema sencillo de palabras que se puede hallar en un examen de aptitud. La forma en que responda cada candidato le dará una mejor idea de cómo se comportarían bajo presión.
-Pida detalles específicos de experiencias previas de trabajo. Un recurso especialmente útil a la hora de la entrevista es preguntarle al solicitante acerca de un problema que podría haber enfrentado en un empleo anterior, y cómo lo resolvió. Pídale que le explique el problema, y que describa cómo lo solucionó. Esto revelará sus habilidades analíticas y demostrará la rapidez con la que puede transformar un problema en solución. Como cada trabajo requiere hasta cierto punto la solución de problemas, los candidatos que aseguren que no confrontaron problemas previamente, le harán perder el tiempo. Los candidatos cuyas respuestas manifiesten que recurrió a la ayuda de otros para resolver un problema, serán los mejores, pues tales acciones muestran su capacidad de trabajo en colectivo, y que no temen pedir ayuda.
-Pregúntele cómo se preparó para la entrevista. Uno de los mayores problemas a los que se enfrentan los reclutadores es la abundancia de solicitantes, muchos de los cuales desean obtener cualquier empleo. Al preguntarle cómo se prepararon para la entrevista, tendrá una mejor comprensión de quién quiere trabajar para su compañía, y quién desea sólo un empleo. Aquellos solicitantes que han investigado acerca de la compañía, de lo que hace y en qué consistiría el empleo, van más allá de la mera aspiración a un salario.
-Pregunte acerca de un conflicto previo con un compañero de trabajo. Como todo empleo requiere cierto grado de solución de problemas, casi todo el que trabaja en un colectivo ha tenido un conflicto con algún compañero en cierto momento. En muchas ocasiones, los proyectos exigen la participación de diferentes departamentos. La forma en que un solicitante ha podido trabajar con otras personas en el pasado, y la forma en que han resuelto satisfactoriamente algún conflicto, demostrará fehacientemente su facilidad para trabajar en grupo si obtiene el empleo.

0 Comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Enlaces a este artículo:

Crear un enlace

<< Inicio