Google

17.4.10

Aunque estemos enfermos: a trabajar

Según demuestra un infome realizado en quince países por la empresa de contratación Monster, los hábitos están cambiando con los malos tiempos que corren y cuando estamos enfermos, la mayoría acudimos a trabajar en vez de quedarnos en casa recuperándonos.
Recogidos en una muestra de 33.684 personas, los datos son similares en la mayoría de los países. Sin embargo, por ejemplo, la disposición del trabajador español a la hora de acudir a la oficina estando enfermo es superior al resto de los profesionales del mundo: 72 por ciento frente al 63 por ciento de los profesionales.
El estudio reúne las respuestas de trabajadores a la pregunta: ¿Vas al trabajo incluso estando enfermo? Los resultados (en los quince países) revela lo siguiente:
Sí, tengo mucho trabajo y no puedo perderme ni un día - 35 por ciento.
Sí, en la situación actual tengo mucho miedo a perder mi empleo - 28 por ciento.
No, me quedo descansando para mejorar rápidamente - 24 por ciento.
No, si estoy enfermo trabajo desde casa - 13 por ciento.
El sondeo también indica que el 63 por ciento de los profesionales da prioridad a su trabajo ante su bienestar físico, mientras que el 24 por ciento que prefiere descansar con el fin de curarse. En el caso de España, se observa una diferencia sustancial. Aquellos que van a trabajar incluso estando enfermos se sitúan nueve puntos porcentuales por encima del resto del mundo. Así, siete de cada diez trabajadores no dejan de asistir al trabajo a pesar de encontrarse enfermos.
Entre otros países también existen claras diferencias: así, otro ejemplo, mientras que en Estados Unidos el 32 por ciento de los encuestados dice que asiste al trabajo enfermo por temor a perder su trabajo, hasta 5 de cada 10 finlandeses optaría por irse a casa a descansar hasta recuperarse.
Dentro de este amplio porcentaje, el 45 por ciento de los encuestados afirma que se debe principalmente a que el volumen de tareas laborales no le permite perder ni un solo día de trabajo. Por otra parte parte, un 28 por ciento considera que, si decidieran quedarse en casa y esperar a recuperarse, podría ser considerado como un motivo para perder su empleo.
Cabe reseñar que sólo un 8 por ciento de las personas que padecen alguna enfermedad trabajan verdaderamente desde casa. Sigue sin ser habitual, a pesar de los avances de las nuevas tecnologías, que las personas se puedan permitir ejercer las tareas laborales a distancia.

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Enlaces a este artículo:

Crear un enlace

<< Inicio