Google

10.5.10

Y mientras estoy sin empleo, ¿qué hago?

Estar desempleado hoy en día, con la que está cayendo con el tema crisis y más siendo conscientes de que nadie es indispensable en las empresas, no es nada extraño. Aunque en paro y sin nada que hacer, no se suele estar en la mejor situación para pensar y tomarse las cosas con más paciencia, pero bien aprovechado, ese tiempo libre puede abrir muchas posibilidades que resulten ser beneficiosas si se les sabe sacar el máximo rendimiento.
Cuando se pierde el empleo llega la impotencia, la rabia, la tristeza, la angustia y, por supuesto, la incertidumbre; pero estar desempleado no tiene por qué significar el fin del mundo. La dificultad viene de las circunstancias personales y económicas pero hay que saber dominar esas emociones para salir reforzado de esta mala experiencia. Qué hacer, pues:
-Lo bueno del paro (aunque también lo malo) es que queda mucho tiempo libre. El primer y mejor consejo es que durante este periodo se ocupe el tiempo libre con actividades provechosas que ayuden a volver al mercado laboral, mejorar competencias y sobre todo no hundirse.
-Es el momento de evaluarse, hacer un balance de las fortalezas, debilidades, gustos y disgustos de uno mismo. Aprovechar para imaginar qué tipo de trabajo es el que nos gustaría hacer durante el resto de nuestra vida.
-Investiga, aprende acerca de los puestos de trabajos disponibles a través de Internet, los libros, los periódicos, las revistasBuscar trabajo puede ser un empleo en sí mismo y se recomienda tomarse la tarea con seriedad. Es decir, salir a la calle, desayunar con amigos, visitar familiares, hacer deporte, vivir con horarios fijos como si se estuviera en verdad trabajando. Intentar alcanzar el sector de empleo que conviene. Averiguar dónde se hayan los empleos, cuáles son las exigencias y los niveles de sueldo.
-Planifica cómo adquirir la cualificación que requiere la formación continua ocupacional, cuyo objetivo es la reinserción laboral. Esto puede ayudar en tus planes de reconversión.
-Revisa el curriculum vitae: Este documento es la carta de presentación por lo tanto debe reflejar todo lo que se sabe y lo que se ha adquirido en experiencias previas. No olvides que el CV sirve para evaluar a una persona. Lo mejor es tener un CV que refleja lo que eres. Nada de solicitar un trabajo si no te crees cualificado o no reúnes las condiciones mínimas exigidas. Lo mejor en el CV es dotarse de una gran variedad de prácticas o de trabajos que tengan relación en lo posible con las aspiraciones del seleccionador. Si es posible, haz un CV para cada tipo de empleo buscado.
-Aprovecha al máximo este periodo de desempleo con ocupaciones personales (leer, cambiar la imagen, quedarse con los hijos…) y profesionales (CV, carta de presentación, formación, entrevista de trabajo).

1 Comentarios:

Anonymous Anónimo dijo...

Aquí hay mas consejos para el curriculum vitae

3:37 a. m.  

Publicar un comentario

Enlaces a este artículo:

Crear un enlace

<< Inicio