Google

5.12.10

Hurto Navidad 2010

Según un análisis llevado a cabo por el 'Centre for Retail Research', estas próximas navidades podrían ser una de las peores a lo que a nivel de hurtos se refiere. Así, se prevé que en toda Europa se roben productos hasta los 5.400 millones de euros de valor. En España, extremadamente agobiada por la palpable inutilidad de su gobierno zeta, no menos de 280 millones se perderán.
En cuanto al caso español, cabe destacar que el hurto de empleados (el llamado hurto interno) alcanzará los 169 millones de euros, mientras que el hurto de los proveedores será de unos 27,8 millones. Estas cifras supondrán un incremento del hurto por estas fechas del 3,4 por ciento respecto a años anteriores. Así, según este informe, los costes derivados del hurto le costarán a cada español 10,59 euros (menos que en otros países porque más acostumbrados al robo durante todo el año, los comercios ya hace tiempo que comenzaron a tomar medidas extremas de seguridad -ver aquí entrada con comentarios al respecto-).
A pesar de que los hurtos en general son cometidos más a menudo por mujeres, la media de edad del ladrón estacional suele ser de 25 años y medio, aproximadamente, y suele ser de sexo masculino. Así, más de la mitad de los hurtos llevados a cabo en época navideña suelen ser cometidos por hombres. Las mujeres que roban, no obstante, suelen hurtar los productos más caros. (En general, el importe medio robado por incidente durante este período ronda como máximo los 103,25 euros.) Los productos más deseados por los ladrones son el alcohol, ropa de mujer, moda y perfumes; dvd's, consolas y electrónica... pero volviendo a España:
Robar para comer. Esta es la principal excusa que defienden ahora los nuevos ladrones de supermercados cuando son pillados in fraganti por un vigilante de seguridad. No son cacos de la calle, ni yonquis que revenden el material a bajo precio para comprar una dosis. La crisis económica ha generado otro perfil de ladrones que nada tiene que ver con los tradicionales. Ahora son padres de familia y amas de casa que no llegan a final de mes y están hasta el cuello de deudas. Las grandes superficies confirman un repunte de los pequeños hurtos en las galerías comerciales de alimentación y preparan medidas de seguridad extras -y los gastos que ello supone- para paliar los daños. Los perfumes y la ropa, pues, ya no son el mejor reclamo para vulnerar la caja. La crisis aprieta y ahora se esconden entre los bolsos los paquetes de fiambre envasados al vacío y las pequeñas cajas de galletas. La técnica es de lo más rudimentario: debajo de una camisa y pegado al pantalón se pueden sacar cuatro paquetes extrafinos de embutidos.
Los comercios de alimentación y bebidas perdieron el año pasado muchísimos cientos de millones de euros a causa de los hurtos (una parte nada desdeñable de su facturación). El estudio detalla que el 63 por ciento de las pérdidas corresponden a sustracciones por parte de personas ajenas a la empresa, un 10 por ciento fueron errores de tipo administrativo y un 26,6 por ciento fueron por parte del mismo personal empleado.
De los diecisiete países europeos analizados, Grecia, Italia y Gran Bretaña son los que experimentarán un mayor aumento en hurtos durante las navidades con respecto a 2009, con un 4,2%, 4% y 3,8%, respectivamente. Los países donde más perderán los minoristas por hurto durante las próximas fiestas serán Gran Bretaña, Alemania y Francia, con un coste de 730,1 millones de euros, 532,6 millones de euros y 519,6 millones de euros, cada uno.

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Enlaces a este artículo:

Crear un enlace

<< Inicio