Google

14.12.11

Ser el más simpático de la oficina sale caro a final de mes

Aquellos trabajadores que cruzan la puerta del despacho con una sonrisa colgando de sus bocas, los que se despiden antes de acabar la jornada, los que llevan dulces el día de su cumpleaños o felicitan a sus compañeros en celebraciones especiales tienen menos posibilidades de obtener un mejor sueldo. El motivo parece ser que las personas más agresivas, o con una actitud firme, tienen a su vez un discurso más asertivo y eficaz a la hora de negociar sus condiciones salariales o ascensos dentro de la empresa.

Un estudio que ha analizado las circunstancias de 10.000 trabajadores demuestra que los hombres que son considerados amables cobran hasta un 18 por ciento menos que sus compañeros.

Destacar que la investigación señala que la diferencia salarial entre empleados bordes y simpáticos es de un 5 por ciento menos en el caso de las mujeres, con lo que la prima salarial por no mostrarse agradable es casi el triple en el caso de los hombres que en el de ellas.

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Enlaces a este artículo:

Crear un enlace

<< Inicio